martes, 29 de enero de 2013

La literatura es buena, mata el alma, la envenena


si dibujara bonito hubiera estudiado algo relacionado con la ilustración; si me gustaran las cosas técnicas y pudiera aprender qué es el ISO hubiera estudiado fotografía publicitaria; si no encontrara fome las ciencias hubiera estudiado algo útil para la humanidad; si supiera cuando se usa el punto y coma hubiera estudiado lingüística; pero me gusta escribir y más aún: leer.

me gusta escribir. escribir leseras, garabatos, escribir dibujos, pero escribir. pero me gusta muchísimo más leer, es como ver una película pero lenta, paso a pasito, como que dura más, y uno se pinta la película a su manera. de esa forma, las películas son arbitrarias, medios fascistas jajaja, eligen cómo uno va a ver la historia que te van a contar, al contrario, el libro deja muchas aristas abiertas (menos algunos donde explican hasta el más mínimo de detalle: recuerdo cuando leí Papa Goriot de Honore de Balzac, y narraban parte por parte cómo era la fachada de una casa) puede decir: hacía frío y uno lo rellena con las experiencias que tiene acerca del frío: un frío húmedo o se imagina nieve, o se imagina árboles secos, o un abrigo grueso, o un gorrito de lana. eso me gusta caleta de los libros. eso y que a uno le dan ganas de escribir. igual que cuando se ve ballet y se sale de la obra casi intentando pararse en la puntita de los dedos y girar con una pierna estirada.