martes, 31 de julio de 2012


La pelota que arrojé
cuando jugaba en el parque
aún no toca el suelo.

                      Dylan Thomas