miércoles, 28 de noviembre de 2012

'Después' de Idea Vilariño


Es otra
acaso es otra
la que va recobrando
su pelo su vestido su manera
la que ahora retoma
su vertical
su peso
y después de sesiones lujuriosas y tiernas
se sale por la puerta entera y pura
y no busca saber
no necesita
y no quiere saber
nada de nadie.

Fragmento de 'Inquietudes sentimentales' de Teresa Wilms Montt


(...)
Sufro un extraño mal que hiere narcotizando; mal de amores, de incomprendidas grandezas, de infinitos ideales.
Mal que me incita a vivir en otro corazón, para descansar de la ruda tarea de sentirme viva dentro de mí misma.
(...)

Borracho estaba, pero me acuerdo (Víctor Hugo Vizcarra)


Mi vida ha sido un tránsito brusco de la niñez a la vejez, sin términos medios.
No tuve tiempo para ser niño. Hay una pelota nuevita, guardada en algún rincón de mis recuerdos. Lo más lógico ha de ser que yo sea un verdadero niño cuando me llegue la vejez. Para ella, es cierto, uno tiene tiempo de sobra. Presumo que ha de ser a los cuarenta y nueve años, pues si llego a los cincuenta me suicido. Nacionalizo una pistola y me pego un tiro.
Hablar de mi niñez, si vamos a llamarla así, es muy fregado.
Quiero olvidar ese período, pero es imposible. No tengo nada grato que recordar y los hombres que recuerdan con tristeza su infancia - no porque se les haya ido sino porque han sufrido mucho en ella - nunca más podrán ser felices. ¿Dónde andará, por qué caminos se extravió el niño que fui? Si es cierto eso de que en cada hombre hay un niño, el que habita en mí debe ser muy triste.

martes, 27 de noviembre de 2012

"La niña de muchos ojos" de Tim Burton




Por poco me da un ataque
paseando un día en el parque
porque me encontré una niña
que muchos ojos tenía.
Era en verdad muy hermosa
(¡me tenía impresionado!)
pero vi que tenía boca
y acabamos conversando.
Hablamos del mar, los peces
y sus cursos de poesía,
y del lío que tendría
si necesitara lentes.
Es estupenda esa chica
que con tantos ojos mira,
mas te deja hecho una sopa
cuando se entristece y llora.

*Ilustración de Tim Burton


Caminar sola siempre me hace sentir acompañada (siempre).

miércoles, 14 de noviembre de 2012

...de "Anuarí" de Teresa Wilms Montt

XIX

Sígueme, dijo Anuarí.
Sus ojos azules transparentes de luz se fijaron en los míos perforando los velos de mi oscuridad primitiva.
Y lo seguí.
Me llevó de la mano a la senda donde aparece el sol, donde se cobija en las noches el alma del mundo, y con el dedo de mármol me señaló el abismo lleno de flores.
Por primera vez sentí que el aliento que salía de mi pecho se confundía en el azul.

lunes, 5 de noviembre de 2012




"Tal vez moriré haciéndome dormir, vuelta madre de mí misma. Bendije siempre el sueño y lo doy por la más ancha gracia divina... En el sueño he tenido mi casa más holgada, ligera, mi patria verdadera, mi planeta dulcísimo. No hay praderas tan espaciosas, tan deslizables y tan delicadas para mí como las suyas"


Gabriela Mistral

Vuelo nocturno

                                                   A mi amiga Valentina 

Allá va la golondrina
con la estrella estampada
debajo de sus plumas turquesas.

Se pasea sobre palafitos
y pescadores
con una guitarra a cuestas.
Remenda entre las ramas
sus canciones rotas.

Lleva en su pico
el rastro de luciérnagas perdidas,
cobija en sus alas
astros heridos por la lluvia.

Duerme en la copa de un alerce,
a lo lejos
olas arrullan sus sueños
de princesa errante.

Allá va la golondrina
estampada en el cielo,
con las cinco puntas de su estrella
clavadas en el pecho.

viernes, 2 de noviembre de 2012

La vida según Quino...



Pienso que la forma en que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: uno debería morir primero para salir de eso de una vez.

Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar, trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, alcohol. Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estás listo para entrar en la secundaria…

Después pasás a la primaria, y eres un niño que se la pasa jugando sin responsabilidades de ningún tipo…

Luego pasás a ser un bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas los mejores y últimos nueve meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo…

Raphaël - Carla bruni (letra traducida)



Cuatro consonantes y tres vocales
es el nombre de Rafael,
yo le murmuro al oído
y cada letra me maravilla.

Es la diéresis lo que me hechiza
en el nombre de Rafael:
cómo se mezcla la "A" con la "E"
y se entremezclan con la "L".

Rafael,
tiene aire de ángel
pero es un diablo del amor,
desde el final de sus caderas
hasta su mirada de terciopelo.
Cuando él se abalanza...
cuando él se abalanza mis noches se vuelven en vela.
Y para siempre.

Yo amo las notas con gusto de miel
en el nombre de Rafael,
yo lo murmuro cuando despierto
entre las plumas del sueño.
Y para que la jornada sea bella,
yo me perfumo de Rafael.
Piel de zapa, pastor eterno,
arcángel extraño de otro cielo.

Nada de delicias, nada de chispa,
nada de malicia sin Rafael.
Los días sin él se vuelven aburridos
y mis noches aburridas de más.
Nada de inquietud, nada de preludios,
nada de promesas de eternidad.
Sólo el mundo en nuestra cama,
sólo nuestras vidas en un arcoiris.

Rafael,
tiene aire de sabio
y sus palabras son de terciopelo,
de voz grave
y mirada sin rodeos.
Cuando él cuenta,
cuando él inventa puedo escucharlo
noche y día.

Cuatro consonantes y tres vocales
es el nombre de Rafael,
yo lo murmuro en su oído
y eso lo hace reír como un sol.


*Canción