martes, 28 de febrero de 2012

B-Happy


yo no le tengo miedo a nada
ni a los perros
ni a las gitanas
ni a la noche
ni al viento
ni a los temblores
yo no le tengo miedo a nada


yo no le tengo miedo a nada
ni a los espíritus
ni a los incendios
ni a los cementerios
ni a las estrellas
yo no le tengo miedo a nada

"Que el soneto nos tome por sorpresa" Jorge Drexler

Entrar en este verso como el viento,
que mueve sin propósito la arena,
como quien baila que se mueve apenas,
por el mero placer del movimiento.

Sin pretensiones, sin predicamento,
como un eco que sin querer resuena,
dejar que cada sílaba en la oncena
encuentre su lugar y su momento.

Que el soneto nos tome por sorpresa,
como si fuera un hecho consumado,
como nos toman los rompecabezas,

que sin saberlo, nacen ensamblados.
Así el amor, igual que un verso empieza,
sin entender desde donde ha llegado.

Que el soneto nos tome por sorpresa,
como si fuera un hecho consumado,
como nos toman los rompecabezas,

que sin saberlo, nacen ensamblados.
Así el amor, igual que un verso empieza,
sin entender desde donde ha llegado.


jueves, 23 de febrero de 2012

"Oruga" Jirafa ardiendo

Subo al árbol que dejaré crecer
cielo acogéme
sabes no es fácil manejar mil pies

Mientras miro vas muy lejos de aquí
veo tierra y mar
siempre renacen pétalos al sol
también en mi nido y con humedad
ya no paran de mirarme

Pienso en lágrimas hacia atrás
una puerta cerrada
nadie debe quedar en pie
un alivio a mis alas

El viento vuelve suele cambiar mi árbol
y la mañana estalla secando el campo

Sabia, hojas, grietas, ramas
crecen en mi corazón
Sabia, hojas, grietas, ramas
crecen a mi alrededor

Nadie puede cambiar mi piel
que la ira está en calma

El viento vuelve suele cambiar mi árbol
y la mañana estalla dejando el campo


Fragmento de "Niebla" de Miguel de Unamuno, cap. II

"¡Mi Eugenia, sí, la mía -iba diciéndose-, esta que me estoy forjando a solas, y no la otra, no la de carne y hueso, no la que vi cruzar por la puerta de mi casa, aparición fortuita, no la de la portera! ¿Aparición fortuita? ¿Y qué aparición no lo es? ¿Cuál es la lógica de las apariciones? La de la sucesión de estas figuras que forman las nubes del humo del cigarro. ¡El azar! El azar es el íntimo ritmo del mundo, el azar es el alma de la poesía. ¡Ah, mi azarosa Eugenia! Esta es mi vida mansa, rutinaria, humilde, es una oda pindárica tejida con las mil pequeñeces de lo cotidiano. ¡Lo cotidiano! ¡El pan nuestro de cada día danósle hoy! Dame, Señor, las mil menudencias de cada día. Los hombres no sucumbimos a las grandes penas ni a las grandes alegrías, y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, la niebla. La vida es una nebulosa. Ahora surge de ella Eugenia. ¿Y quién es Eugenia? ¡Ah!, caigo en la cuenta de que hace tiempo la andaba buscando. Y mientras yo le buscaba, ella me ha salido al paso. ¿No es esto acaso encontrar algo? Cuando uno descubre una aparición que buscaba, ¿no es que la aparición, compadecida de su busca, se le viene al encuentro? ¿No salió la América a buscar a Colón? ¿No ha venido Eugenia a buscarme a mí? ¡Eugenia! ¡Eugenia! ¡Eugenia!"

martes, 21 de febrero de 2012

"Intimidad" Mario Benedetti



Soñamos juntos
juntos despertamos
el tiempo hace o deshace
mientras tanto

no le importan tu sueño
ni mi sueño
somos torpes
o demasiado cautos

pensamos que no cae
esa gaviota
creemos que es eterno
este conjuro
que la batalla es nuestra
o de ninguno

juntos vivimos
sucumbimos juntos
pero esa destrucción
es una broma
un detalle una ráfaga


un vestigio
y un abrirse y cerrarse
el paraíso

ya nuestra intimidad
es tan inmensa
que la muerte la esconde
en su vacío

quiero que me relates
el duelo que te callas

por mi parte te ofrezco
mi última confianza

estás sola
estoy solo
pero a veces
puede la soledad
ser
una llama.

"La ley de la vida" Fito Páez

Todos le echamos fuego al leño del amor
a veces resulta y muchas otras veces no.
Nos hicimos tantas cosas sucias sin razón
y fue inevitable, nos rompimos el corazón.

Pero la mañana llega igual
la gente arranca temprano,
algunos más, otros menos
es la ley de la vida, no se puede parar.

Todos fuimos puestos en la ruta del dolor,
bicho que camina va a parar al asador.
Fuimos dos extraños así fue como empezó
dimos tantas vueltas y al final no sé quien sos.

Vamos a meternos en el mar,
la luna pega en el agua, hace calor en la playa
Vas surfeando las olas que el destino te da.

Y aunque hoy perdimos la señal
así es la ley de la vida: es una ruleta rusa
hecha de cal y de arena, de principio y final.
Cada día más confusión, una escandalosa prisión
una jungla sin compasión, hecha de misterio y traición.

Nos clavamos los puñales, nena, por detrás
¡déjalo que sangre! lo mejor es olvidar.
Sácate la careta baby, ya no actuemos más
lo que cura en serio las heridas es amar y cantar.

Esta es la tierra del oro y el sol,
sangre, camino, desierto y calor.
Entre tu karma y la ley del talión
así es la ley de la vida mi amor.

Ya sé que no soy Tiberio Gemelo ni vos Calígula,
pero no te paso a buscar nunca más con un Cadillac,
ni los sueñes nena.
Fuimos casi hermanos
después pasaron mas de dos mil años
y hoy otra vez estamos en aquel mismo lugar.

martes, 14 de febrero de 2012

Cap. 7 (Rayuela)

"Toco tu boca, con un dedo todo el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos, donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio.
Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella.
Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua."





*de culto.

lunes, 13 de febrero de 2012

Cuestionario de Proust

Este es un cuestionario que encontré en un libro que alguna vez leí (Beso a ciegas de Alain de Bottom) y me llamó mucho la atención por las preguntas que hacía y porque estaba contestado por Marcel Proust. Lo busqué en internet para saber si de verdad existía y si eran reales estas respuestas de Proust, y sí. Resulta que es un cuestionario para descrifrar la personalidad de quien lo contesta, lleva el nombre del escritor porque él fue el primero en contestarlo (dice en la web). Encontré varios con las mismas preguntas pero redactadas diferentes o con preguntas menos, así que copiaré el que tengo en el libro que dije. Y le agregaré mis propias respuestas!! (y las de Proust también)

Aquí va:


El rasgo principal de mi personalidad:

Proust: La necesidad de que me quieran; para decirlo con mayor exactitud, más la necesidad de que me mimen que la de que admiren.
Monse: Creo que pensar mucho las cosas y soñar demasiado. Me gusta soñar, por eso duermo harto. Soy dispersa también. Me gusta aprender. Todo me emociona. 


Las virtudes que busco en un hombre:

Proust: El encanto femenino.
Monse: Inteligencia y buen humor, pero sobretodo buen humor. Y también que vean más allá de su ombligo.


La virtud que prefiero en una mujer:

Proust: Las cualidades de un hombre, además de sinceridad en la amistad.
Monse: Que puedan ver más allá de sus narices, y también inteligencia y buen humor.


Lo que más aprecio en mis amigos:

Proust: Su ternura para conmigo, si son lo bastante agraciados para que yo considere valiosa esa ternura.
Monse: La lealtad, la confianza, el amor, el optimismo, pero por sobretodo la virtud de hacerme ver lo que a veces no veo y la fortaleza para levantarme o sentarse conmigo cuando me ven en el suelo.


Mi mayor defecto:

Proust: No saber, no ser capaz de desear con fuerza.
Monse: No perder, vivir en el ayer, no dormir.


Mi ocupación preferida:

Proust: Amar.
Monse: Concuerdo con él, hay que enamorarse cada vez que se puede.


Mi ideal de felicidad:

Proust: Temo que no sea lo bastante elevado. No me atrevo a expresarlo y tengo miedo de destrozarlo si lo expreso.
Monse: Mucho amor. All you need is love.


Cuál sería mi mayor desgracia:

Proust: No haber conocido a mi madre o a mi abuela.
Monse: Morir sin haber cumplido mis sueños, que se muera mi padre, mi madre o mi hermana (cuando suceda será la mayor desgracia).


Quién me gustaría ser:

Proust: Yo mismo, tal como las personas que admiro quisieran que fuese.
Monse: Una versión mejor de mí misma, más libre, quizás con alas jaja. 


El país en el que me gustaría vivir:

Proust: Un lugar en el que haya ciertas cosas que deseo, y donde los sentimientos y la ternura siempre se compartieran.
Monse: Estoy bien acá. Me gustaría conocer muchos lugares y quedarme mucho tiempo en ellos, pero nunca dejaría de "vivir" en mi país. Si cortara las raíces, creo que me marchitaría.


Mi color preferido:

Proust: La belleza no reside en los colores, sino en la armonía que existe entre ellos.
Monse: Que buena respuesta la de Proust! A mí me gusta el magenta, el turquesa y el verde.


La flor que más me gusta:

Proust: La flor del propio yo. Aparte de ésa, todas las demás.
Monse: Los pensamientos.


Mi ave preferida:

Proust: El gorrión.
Monse: El chincol ¿Hai visto a mi tío Agustín?, las golondrinas, los zorzales, las bandurrias, EL MARTÍN PESCADOR!


Mis autores preferidos:

Proust: Hoy, Anatole France y Pierre Loti.
Monse: Ay no sé. 


Mis poetas preferidos:

Proust: Baudelaire y Alfred de Vigny.
Monse: Jorge Teillier, Idea Vilariño.


Mis héroes preferidos de ficción:

Proust: Hamlet.
Monse: El principito (la más mamona) y Ulises (de la Odisea), no sé me ocurren otros ahora.


Mis heroínas preferidas de ficción:

Proust: Bérénice [pero antes había tachado Fedra]
Monse: Alicia, Medea, Miss Marple y Midori.


Mis nombres preferidos:

Proust: Sólo los prefiero de uno en uno.
Monse: Alba, Alicia, Lucía, Beatriz, Gustavo, Guillermo.


Cómo me gustaría morir:

Proust: Siendo mejor... y bien amado.
Monse: No sé, pero no durmiendo.


Mi estado actual anímico:

Proust: Aburrido de pensar en mí mismo para dar respuestas a todas estas preguntas.
Monse: El estado anímico que se tiene para contestar este tipo de cosas jaja.




miércoles, 8 de febrero de 2012


decir: contigo
llenar el acordeón con tinta
hacer latir las notas
dejar el violín sobre la mesa
olvidarlo
cortarle las cuerdas
con los dientes

buscar el lugar
donde la noche habita
atravesar calles
esquinas
veredas
casas
patios
y techos
con afán de atleta
con excusas olímpicas
sólo por encontrarte

lunes, 6 de febrero de 2012

Extracto de la película "An education"



Directora: Nadie hace nada que valga la pena sin un título universitario.

Jenny: Nadie hace nada que valga la pena CON un título universitario. Ninguna mujer al menos.

Directora: ¿Entonces lo que yo hago no vale nada? ¿O lo que hace la señorita Stubbs, o la señorita Wilson, o cualquiera de aquí? Porque nadie de nosotros podría estar aquí sin tener un título. ¿Te das cuenta de eso, cierto? Y sí, por supuesto que estudiar es complejo y aburrido...

Jenny: ¡Aburrido!

Directora: ¿Disculpa?

Jenny: Estudiar es complejo y aburrido. Enseñar es complejo y aburrido. ¿Entonces, lo que usted me dice es que debo estar aburrida, y luego seguir aburrida, para finalmente aburrirme de nuevo, pero esta vez por el resto de mi vida? ¡Todo este estúpido país está aburrido! ¡No hay vida en él, ni color, ni diversión! Probablemente sería bueno que los rusos nos dejarán caer una bomba cualquier día de estos.
Entonces mi decisión es entre hacer algo complejo y aburrido, o casarme con mi... judío, e ir a Paris y a Roma y escuchar jazz, y leer, y comer buena comida en lindos restaurantes, ¡y divertirme!. No es suficiente con que nos eduque Señorita Walters. Usted tiene que decirnos porqué lo hace.