viernes, 16 de julio de 2010

Escrito al borde de la croquera


Quizás debería dejar de deletrear
y empezar a dibujar las palabras,
así como dices tú.

Pero si te digo que trato y trato
y aún así dejo los atardeceres
como garabatos con faltas de ortografía.

Será mejor seguir deletreando corazones
como historias mal contadas
hasta recuperar los lápiceS
y volver a pintar.