miércoles, 8 de febrero de 2012


decir: contigo
llenar el acordeón con tinta
hacer latir las notas
dejar el violín sobre la mesa
olvidarlo
cortarle las cuerdas
con los dientes

buscar el lugar
donde la noche habita
atravesar calles
esquinas
veredas
casas
patios
y techos
con afán de atleta
con excusas olímpicas
sólo por encontrarte